COMUNICADO COVID-19

A los miembros de la Asociación Mexicana de Retina y al público en general:

La pandemia de coronavirus SARS-CoV-2 y su enfermedad asociada (COVID-19) nos obligarán en las próximas semanas a tomar medidas drásticas para tratar de contener el daño y proteger a nuestros pacientes (muchos de ellos en el grupo de edad más vulnerable a desarrollar la versión más agresiva de la enfermedad), a nosotros y nuestras familias de las devastadoras consecuencias que ya se están experimentado a nivel mundial. Es por esta razón que a continuación se tratan distintos puntos que pretenden servir como guía para tomar las precauciones necesarias a tomarse en los días venideros:

  • 1. EN EL CONSULTORIO:
    Lai y colaboradores publicaron en Graefe’s Archives for Clinical and Experimental Ophthalmology (https://doi.org/10.1007/s00417-020-04641-8) las estrategias que tomaron en servicios de oftalmología en Hong Kong (de las regiones que mejor han controlado esta pandemia) para modificar la atención de sus pacientes, las cuales incluyeron:

    • a. Estrategia agresiva de reprogramación de citas a su clínica de padecimientos que no fueran urgentes. Los expedientes eran revisados por oftalmólogos que decidían si la visita del paciente no era urgente, y de ser así, el equipo administrativo contactaba al paciente para reagendar su cita de 2 a 4 semanas después, reduciendo así casi el 25% del flujo de pacientes a su clínica.

    • b. Tamizaje de pacientes en la entrada. A todos los pacientes se les tomó la temperatura con termómetro digital a su llegada. Se les aplicó también una sencilla encuesta en la que se determinaba si el paciente había viajado recientemente, si él/ella o algún contacto cercano tenía síntomas respiratorios, o si había estado en contacto con personas con diagnóstico corroborado de COVID-19. Si el paciente contestaba positivo a alguna de estas preguntas, se sugería reprogramar la cita.

    • c. Uso obligatorio para el personal de salud (médicos, enfermeras, optometristas, etc.) de cubrebocas y protección ocular. Uso de barreras en las lámparas de hendidura.

    • d. Si algún paciente con sospecha de padecer COVID-19 o diagnóstico corroborado requería atención urgente (desprendimiento de retina, endoftalmitis, etc), era atendido por personal con protección personal adecuada (mascarillas N95, etc).


  • 2. EN EL CONSULTORIO:
    La American Academy of Ophthalmology ha publicado un documento que se actualiza diariamente (https://www.aao.org/headline/alert-important-coronavirus-context) donde hacen las siguientes recomendaciones para el consultorio:

    • a. Mantener las salas de espera lo más vacías que se pueda. Reprogramar citas de padecimientos no urgentes, sobre todo de pacientes de edad avanzada y/o con comorbilidades.

    • b. Uso de barreras en las lámparas de hendidura.

    • c. Asepsia de todos los instrumentos y superficies. Pueden utilizarse soluciones de alcohol (70% o mayor) o soluciones de cloro (tres cucharadas del cloro usado en limpieza casera diluido en 1 litro de agua). La agencia de protección ambiental de EU (EPA) ofrece una lista de todos los productos que pueden funcionar para este fin en https://www.epa.gov/pesticide-registration/list-n-disinfectants-use-against-sars-cov-2

  • 3. CIRUGÍAS:
    En el mismo documento, la AAO apoya la recomendación del Colegio Americano de Cirujanos de minimizar, posponer o cancelar todas las cirugías electivas, con la finalidad de reducir el potencial de contagio y de no saturar los sistemas de salud para atender a los pacientes afectados de COVID-19.

  • 4. CIRUGÍAS:
    El American Retina Forum ofrece una lista en https://www.americanretinaforum.com/coronavirus-response de los distintos padecimientos de retina que pueden requerir cirugía, y los clasifica en los que requieren atención urgente, los que pueden causar afección visual a corto plazo si no se tratan y los electivos. Esta lista puede servir como guía para decidir qué procedimientos se pueden cancelar o diferir.

  • 5. EVENTOS ACADÉMICOS:
    La Sociedad Mexicana de Oftalmología emitió un comunicado en el que pide a las distintas asociaciones afiliadas que se suspendan los eventos académicos durante el mes de marzo. La Asociación Mexicana de Retina ya suspendió la sesión que tenía programada para el 30 de marzo, y queda atenta a nuevas indicaciones para tomar las medidas necesarias para contener el problema.

  • 6. VIDA PERSONAL:
    Queda claro que la mejor forma de frenar este problema es evitar contagiarse y evitar contagiar a los demás. Todos queremos que nuestra vida siga de acuerdo con nuestras rutinas y le damos mal recibimiento a las eventualidades que nos sacan de esas rutinas. Sin embargo, éste es uno de esos momentos en los que tenemos que comportarnos a la altura de las circunstancias, de cumplir con nuestra responsabilidad social como médicos y como ciudadanos y así velar por nuestra principal prioridad, que es la salud de nuestros pacientes. Las acciones que tomemos en el futuro inmediato definirán la magnitud del problema que se avecina, y hay que actuar en consecuencia.