Enfermedades Frecuentes

RETINOPATÍA DIABETÍCA

Es una de las enfermedades más frecuentes de la retina.

Sample Image

DEGENERACIÓN MACULAR RELACIONADA A LA EDAD

Se produce cuando una parte de la retina llamada mácula se daña.

Sample Image

DESPRENDIMIENTO DE RETINA REGMATÓGENO

Es causado por un desgarro o agujero en la retina.

Sample Image

OCLUSIONES VENOSAS DE LA RETINA

Así se le denomina al bloqueo de las ramas de la vena retiniana.

Sample Image

AGUJERO MACULAR

Cuando se forma un desgarro o abertura en la mácula.

Sample Image

MEMBRANA EPIRRETINIANA

Tejido anormal que crece por encima de la retina.

RETINOPATÍA DIABÉTICA

¿Qué es la Retinopatía Diabética?

Es una de las enfermedades más frecuentes de la retina, y la principal causa de ceguera en México. La retinopatía diabética es una alteración lenta y progresiva de los vasos sanguíneos (es decir, las pequeñas arterias y venas) de la retina, causada por los niveles elevados y sostenidos de glucosa en sangre.

En vista de la alta prevalencia de diabetes en nuestro país, se calcula que más de dos millones y medio de pacientes padecen algún grado de retinopatía diabética, y que más de trescientos mil pacientes padecen el grado más avanzado, que es el que tiene mayor riesgo de evolucionar a ceguera.

image


¿Qué causa la Retinopatía Diabética?

La diabetes es una enfermedad en la cual hay una deficiencia de una hormona llamada insulina, cuya función normal es permitir la entrada de glucosa a las células del cuerpo. La glucosa es el azúcar que las células utilizan como combustible para realizar sus funciones. Como consecuencia de esta deficiencia, las moléculas de glucosa no pueden entrar a las células, permaneciendo dentro del torrente sanguíneo. La presencia de glucosa en cantidades superiores a lo normal durante periodos prolongados de tiempo es lo que causa daño a los distintos tejidos del cuerpo, desencadenando las consecuencias de la diabetes (retinopatía, neuropatía, nefropatía, etc).

image


¿Cuáles son sus etapas?

En el caso de la retinopatía diabética, los niveles elevados y sostenidos de glucosa en sangre causan daño a los pequeños vasos sanguíneos de la retina que la mantienen abastecida de oxígeno y de nutrientes.

  • Durante los primeros años de padecer diabetes el daño a la retina no es evidente.Durante
    los primeros años de padecer diabetes el daño a la retina no es evidente.

  • Sin embargo después de varios años de padecer la enfermedad (5 a 10 años, dependiendo de qué tan elevados son los niveles de glucosa y de la predisposición de cada paciente), empiezan a aparecer los primeros datos de retinopatía diabética no proliferativa (pequeños aneurismas y hemorragias en la retina), que no causan problemas en la visión, y son sólo evidentes a la revisión oftalmológica.

  • A medida que avanza el tiempo y no se controlen los niveles de glucosa, las lesiones en la retina aumentan en número e intensidad, como puede apreciarse en la fotografía. Aún en esta etapa donde hay muchas lesiones, la visión del paciente puede estar intacta.

  • En algunos pacientes el daño a los vasos sanguíneos puede ser tal, que pueden llegar a acumularse líquido y proteínas en la mácula (es decir, la parte central de la retina), causando algo conocido como edema macular, causando disminución importante de la visión.

  • Si el daño a la retina continúa, aparecen en la retina vasos sanguíneos nuevos (conocidos como neovasos), cuya intención es llevar más oxígeno y nutrientes a la retina, pero que en realidad sólo sirven para causar las complicaciones de la enfermedad que pueden poner en riesgo la visión de manera permanente. Cuando aparecen estos vasos anormales, la retinopatía diabética se conoce como proliferativa.
  • <
  • Estos neovasos pueden romperse, causando una hemorragia vítrea, es decir, que la sustancia transparente que rellena el ojo llamada humor vítreo se manche de sangre, causando disminución súbita de la visión.

  • Estos mismos neovasos pueden causar un desprendimiento de retina, o si crecen en la parte anterior del ojo, pueden causar glaucoma neovascular.
  • image


    ¿Cuáles son los factores de riesgo para padecer retinopatía diabética?

    El principal factor de riesgo es padecer diabetes, y que los niveles de glucosa se mantengan descontrolados por varios años. Si el paciente padece aparte hipertensión arterial que no esté controlada, la aparición y progresión de la retinopatía diabética son más rápidas. En el caso de las mujeres diabéticas, cursar con un embarazo habitualmente acelera la enfermedad.

    image


    ¿Cuáles son los síntomas de la retinopatía diabética?

    La retinopatía diabética es una enfermedad que en sus etapas iniciales es asintomática. Los pacientes que padecen edema macular diabético presentan visión borrosa, principalmente en el centro del campo visual. Los pacientes que presentan una hemorragia vítrea experimentan una disminución súbita de la visión, de grado moderado a grave, asociada a visión de manchas flotantes. Los pacientes que presentan desprendimiento de retina por retinopatía diabética experimentan disminución progresiva de la visión de grado moderado a grave.

    image


    ¿Cómo se diagnostica la retinopatía diabética?

    La retinopatía diabética se diagnostica mediante una exploración oftalmológica realizada por un especialista en retina. Dado que es una enfermedad que no causa síntomas hasta que ya se encuentra muy avanzada, se recomienda realizar una exploración oftalmológica desde el momento en que se diagnostica la diabetes. En el caso que no se encuentren datos de retinopatía, se debe realizar esta exploración de manera anual, con la finalidad de detectarla desde etapas tempranas.

    Puede también ser necesario realizar una angiografía de la retina (estudio en el que se inyecta en una vena del brazo un colorante llamado fluoresceína, y posteriormente se toman fotografías con flash del fondo de ojo) y/o una tomografía de coherencia óptica (OCT) de la mácula, para valorar la presencia de edema macular.

    ¿Cómo se trata la retinopatía diabética?

    En la etapa no proliferativa (es decir, en etapas iniciales) no se requiere tratamiento, dado que el riesgo de perder la visión es bajo. Las únicas recomendaciones son mantener un control estricto de los niveles de glucosa y realizar una exploración oftalmológica de manera anual.

    Si el paciente presenta edema macular diabético que cause disminución de la visión, se debe administrar un medicamento intravítreo (es decir, inyectado dentro del ojo) con la finalidad de reducir el edema y mejorar la visión.

    Si se diagnostica retinopatía diabética proliferativa (es decir, la fase más avanzada), debe realizarse fotocoagulación de la retina con rayo láser. Este tratamiento tiene como finalidad disminuir las necesidades de oxígeno y nutrientes de la retina, y hacer desaparecer los neovasos, para evitar las complicaciones más serias de esta enfermedad.

    Si se detecta una hemorragia vítrea o un desprendimiento de retina, puede ser necesaria una cirugía llamada vitrectomía, cuya finalidad es extraer el humor vítreo y la hemorragia, y/o reparar el daño a la retina.

    ¿Se puede prevenir la retinopatía diabética?

    Dado que la enfermedad es causada por niveles elevados y sostenidos de glucosa en sangre, la mejor prevención es mantener la diabetes controlada de manera estricta. Se recomienda también que si el paciente padece hipertensión arterial, ésta sea controlada.

    image


    ¡No te automediques! Visita a tu oftalmólogo al menos una vez al año